Planisferio celeste

Un planisferio es un instrumento que proporciona un mapa de la parte de la bóveda celeste visible en cada momento. Puesto que la parte visible de la esfera celeste varía a lo largo de la noche, y de una noche a otra, es conveniente disponer de un plano que muestre la región del cielo visible para cada día y hora concretos.

Generalmente el planisferio celeste consta de dos discos, uno opaco que puede estar hecho de cartulina o cartón, en el que están representadas las constelaciones, estrellas, etc. y al que nos referiremos como base, el segundo, tiene una ventana transparente y lo denominamos móvil. Los dos discos tienen un eje común alrededor del cual pueden girar.

El disco base es un mapa de la esfera celeste que cubre desde el polo norte hasta -30 grados. Este mapa muestra las estrellas más brillantes junto las constelaciones y las líneas clásicas que definen cada constelación. En su borde exterior están grabados los meses y los días.

Apariencia del planisferio terminado, la banda más clara que cruza la
imagen representa la posición de la Vía Láctea.

Por su parte, el disco móvil tiene una ventana transparente que corresponde a la porción de cielo visible, por tanto, el óvalo que delimita la ventana se corresponde con el horizonte del observador. La línea recta que va desde el centro del disco al borde y que divide a la ventana en dos partes simétricas es la “meridiana” y se corresponde con la línea norte sur del lugar de observación. En esta línea está marcada la escala de declinación entre 90º y -30º. El arco que cruza la ventana representa a la línea que une los puntos este y oeste del lugar de observación, debido a que se representa la esfera celeste sobre un plano esta línea pasa a ser un arco. La intersección de la meridiana con la línea trazada entre este y oeste corresponde al cenit del observador. La ventana se ha dibujado para una latitud de 40º norte. En los bordes del disco se han marcado las horas, con divisiones cada 10 minutos. Para identificar con facilidad las fechas de las horas, aquellas se subdividen con trazos y estas con círculos.

Para ver que parte del cielo es visible en cada momento se realizan los siguientes pasos:

1- Pasar la hora oficial a Tiempo Universal “hora solar” para lo cual se resta al tiempo oficial una hora en horario de invierno y dos en el de verano.

2- Girar el disco con la ventana transparente hasta que la hora deseada, marcada en este disco, coincida con la fecha del disco de cartulina.

En esta posición la porción de cielo visible a través de la ventana coincide con la parte de la bóveda celeste que se puede observar.

Hay que tener en cuenta que se trata de la representación de la bóveda celeste, que percibimos como una semiesfera sobre un plano. La representación de una esfera sobre un plano deforma la imagen, en concreto, con la proyección utilizada, las diferencias se acentúan hacia el exterior del disco.

A través de la ventana transparente se muestra la parte de cielo visible en cada momento
el límite de la ventana coincide con el horizonte del lugar de observación.

Para identificar la bóveda estelar con las estrellas que aparecen en el mapa conviene situar este por delante del observador, hacia la parte de la bóveda que se quiere identificar. Girar el planisferio de forma que las leyendas norte, sur, este u oeste coincidan con sus respectivos puntos cardinales.

El planisferio tiene otras utilidades:

1- Si se desean conocer las horas de salida o puesta de un astro, se procede de forma inversa. Se gira el disco transparente hasta que el astro coincida con el borde este de la ventana este si se desea conocer la hora de salida, u oeste si se busca la hora de puesta. Manteniendo ambos discos en esa posición, la hora del disco transparente, que coincida con la fecha deseada en el disco de cartulina, será la hora buscada.

2- Para conocer la posición del Sol un día cualquiera del año se debe poner la línea media de la ventana sobre la fecha deseada, la intersección de esta con la eclíptica (línea llena) señala la posición del Sol ese día.

3- Si se desea conocer la hora de salida o puesta del sol debemos primero situarlo en la eclíptica de la forma que se muestra en el apartado 2, acto seguido moveremos la ventana como se explica en 1 para determinar las horas buscadas. La hora obtenida puede tener algún desfase con la hora verdadera debido a que no se tiene en cuenta la ecuación de tiempo.

Todas las horas obtenidas están expresadas en tiempo universal, para transformarlo en hora civil le sumaremos una hora en invierno o dos en verano. El resultado obtenido coincide con buena aproximación con la hora civil en Valencia debido a su proximidad al Meridiano de Grenwich. Para otros lugares se deben restar 4 minutos a la hora obtenida por cada grado de longitud que nos desplacemos hacia el este. Si nos situamos al oeste sumaremos 4 minutos por cada grado que nos desplacemos. Si se usa desde otros latitudes con una diferencia no mayor de dos grados el error será despreciable.

 

 

 

 

 

 


 

joomla template